jueves, 5 de junio de 2014

Banderas de nuestros padres

Las aguas bajan revueltas. Si no había suficiente con la renovación del PSOE, ahora lo mezclamos con el debate sobre el modelo de estado. Diversidad de opiniones y muchos calentones dialécticos nos esperan. En cuanto tenemos la oportunidad, sacamos nuestras enseñas para mostrar que somos integrantes de una formación política de profundas raíces republicanas, aunque las actuaciones de nuestros dirigentes no vayan en ese sentido. En su día cedimos espacio e ideología para hacer posible la transición democrática y a su vez, dejamos por el camino la lucha de décadas de clandestinidad y sufrimiento. Es necesario recuperar la esencia de nuestro partido, por coherencia y por dignidad. 

Por higiene democrática, creo que los españoles deberíamos ser preguntados sobre lo que queremos y decidir con posterioridad a la consulta sobre nuestra opinión. Nunca parece ser buen momento. Antes, cuando se gobernaba, por la juventud de nuestra paz y libertad. Ahora tampoco es posible por el amojamamiento de nuestros líderes. Ellos lo llaman respeto a nuestra constitución, cuando es el miedo a escuchar al pueblo. Como sabemos que ese referéndum al que nos referimos no se va a celebrar, solo puede ser convocado por el gobierno de turno, vamos a centrarnos en lo que tenemos por delante, un mes de junio intenso que es posible que se torne inolvidable. En breve empieza la carrera de obstáculos. Ahora vamos a limpiar nuestra casa y tratar de volver a ilusionar a tanta gente a la que en su día decepcionamos. Estamos ante la última oportunidad y queremos aprovecharla. 

#VamosConMadina

Volviendo a poner los pies en la tierra, ya tenemos comunicación del reparto de AEPSA 2014 en el que Valdeobispo recibirá lo mismo que en el año anterior, es decir, 37.000 euros para mano de obra y seguridad social. Su destino se decidirá antes del 30 de septiembre. A la misma vez se ha hecho pública la convocatoria de proyectos generadores de empleo que destinaremos a la reforma y acondicionamiento de las antiguas casas de maestros y convertirlas en la casa de cultura municipal, si nuestro proyecto es elegido.  El plazo se cierra el 30 de junio. En cuanto al plan de empleo social del gobierno autonómico, recibiremos 8.000 euros que se destinarán a contratos de seis meses, como exige el decreto. Aunque insistimos en la precariedad de la situación en nuestros municipios, este plan de empleo es muy insuficiente y apenas atiende las necesidades básicas. 

¿En qué estaban pensando cuando lo redactaron?

Es fácil. Ellos no creen en el empleo público.

Como tampoco creen en los grupos de acción local cuando nos regatean 1,5 millones de euros para toda Extremadura en gastos de funcionamiento de 24 asociaciones para el desarrollo de nuestras comarcas y no se cortan en gasto publicitario y propaganda en la Junta. Y del inmovilismo para poner en marcha el PDR 2014/20 para nuestra región ya ni merece comentarse.

Así nos va...


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Deja tu comentario...