lunes, 19 de agosto de 2013

Análisis


Después de estos días de fiesta y antes de delegar funciones en el teniente de alcalde, me voy a permitir el lujo de valorar lo vivido y acontecido rogando nos perdonen el ruido en exceso, las molestias producidas así como posibles fallos o desajustes que entiendan que son mejorables. Tengo que felicitar a la Concejala porque todo ha salido bien dentro de las previsiones que teníamos. Espero que los empresarios locales de todo tipo hayan obtenido un buen balance general de lo que supone esta primera quincena de agosto, incluidas las fiestas y a pesar del momento económico. Inevitables han sido las gamberradas, accidentes y algún que otro suceso etílico. Hemos sacado importantes conclusiones que servirán para el año que viene.

Gracias por el comportamiento ejemplar general de vecinos, familia y visitantes.

Diez días fuera de servicio.

Un abrazo enorme.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Deja tu comentario...