miércoles, 7 de agosto de 2013

Víspera de fiestas, otra vez

Desde que comienza el mes de agosto y año tras año, utilizamos los días previos a las fiestas para realizar actividades culturales, deportivas y competiciones singulares con el fin de entretener a casi todos los públicos, siempre inclinando la balanza hacia los más pequeños. Esta primera semana de mes está transcurriendo así, con los niños corriendo y jugando al fútbol sala, tratando de hacer reparaciones urgentes en nuestras calles, alguna instalación nueva, entre los preparativos del festival benéfico de música que se destinará a la ayuda de Cruz Roja, viviendo atropelladamente cada momento, cada instante, sabedores de que en el fin de semana tampoco pararemos, con actividades de ocio y tiempo libre programadas y teniendo en cuenta que en estos días en los que nuestro pueblo se llena, la paciencia debe ser nuestra mejor virtud, exceso de vehículos en las calles, redoblando el esfuerzo para mantener los servicios al cien por cien aunque nos juntemos más que los de Egipto. Desde estas líneas os solicito toda la colaboración posible para compatibilizar el derecho al descanso con la posibilidad de disfrutar de vuestras merecidas vacaciones. Estamos en Valdeobispo, no en el salvaje oeste, por lo tanto, limpieza y orden, por favor.

Es complicado confeccionar un programa de fiestas con las limitaciones presupuestarias que nos están exigiendo a todos los niveles. El de este año trae consigo algunas novedades por inclusión y otras por omisión. Me han preguntado las razones de suprimir el vino de honor y solo hay una. Había que elegir entre esto y el festival benéfico de Cruz Roja. La decisión estaba muy clara antes de plantearme a mi mismo esa pregunta. El vino de honor es un homenaje a los vecinos y esta vez nuestro reconocimiento a vuestra compañía lo haremos en una distancia más corta, si os parece bien. Si nuestro contacto hace meses con las asociaciones vecinales sirvió para exponer la posibilidad de crear un banco de alimentos, este evento, el festival musical, va a resultar un "todo en uno". Labor social, contribución a una buena causa y cumplimiento del propósito con la operación "kilo". Como todas las asociaciones van a colaborar de un modo u otro en este importante trabajo, quiero darles las gracias de antemano. Para nosotros es muy importante que nuestros vecinos se impliquen, que hagan suya cada idea que salga adelante sobretodo porque es lo que vamos a aprender de estas cosas que sirven para ayudar a quien más lo necesita. No me olvido de las empresas privadas que aportarán su granito de arena tanto en este evento solidario como en la publicidad del cartel de festejos en este difícil año 2013. Eternamente agradecidos. El apoyo masivo y la colaboración es indispensable para que todo salga bien. Seguro que así será.

Nos vemos en la calle...




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Deja tu comentario...