jueves, 26 de noviembre de 2015

El margen de maniobra

En los últimos meses veo muy poco la televisión. Pero para las veces que me detengo a observarla y más en esta precampaña antes de las generales, los programas que antes se llenaban de expertos y tertulianos locuaces, algunos de verbo demasiado impulsivo, ahora los copan los perfiles políticos, principales caras de formaciones que hasta comentan el fútbol. "Esto es España y en este país, todo es posible"
Comento en la calle que en esta ocasión, los bombardeos de publicidad política antes de las elecciones generales aún no han empezado, ya llegará la campaña, pero a estas acciones electorales o campañas encubiertas, lo único que les falta es la petición del voto. A mi me interesa muy poco el color de las paredes de su casa, su marca de colonia o si su mujer le hace de comer o no.
Me preocupo por la cintura, por la capacidad de actuación que tienen los gobiernos cuando descontamos los costes del mantenimiento de lo público, superar la presión de los lobbies de la energía eléctrica, entidades financieras, hidrocarburos y sector privado. Por supuesto que hay mucho más y como venimos haciendo muchos desde hace tiempo, tenemos un objetivo y fin social primario.
Garantizar la sanidad y educación públicas, las pensiones y mínimos vitales, recuperar derechos y libertades, leyes como la de dependencia, en definitiva, ocuparse de la gente y de sus problemas más urgentes. Si a estas "pequeñas cosas" le añadimos la imperiosa necesidad de limpiar el charco político, empezaremos a caminar por un nuevo camino, que no es desconocido para nosotros. Ahora habrá que buscar la manera de hacerlo posible.
Sigo pensando...
Mientras tanto, damos hoy salida a la convocatoria de empleo social después de su estudio y aprobación en junta de gobierno.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Deja tu comentario...