martes, 28 de febrero de 2017

Reflexiones

En estos momentos estamos finalizando el carnaval en Valdeobispo y aunque los más jóvenes aguantarán el tirón hasta última hora, los que tenemos cierta edad, que ya hemos acompañado a l@s kint@s a lo largo de todo el día, nos retiramos a preparar el miércoles, día de la sardina y de más festejo. Este año pude pasar por el edificio de usos múltiples para saludar a los miembros de la asociación de mayores que celebraban allí su merienda. Ha sido un placer verlos guapos y con salud.

Esta misma semana hemos conocido los datos de la encuesta de población. Nuestros números son preocupantes con 667 habitantes censados y una tasa de crecimiento negativa. Que por regla general los municipios pequeños estén sufriendo este mismo proceso no nos consuela. Necesitamos poner en marcha algunas ideas que ayuden a cambiar estas tendencias.

El próximo jueves día 2 de marzo tendremos pleno extraordinario con un solo punto del día dedicado en exclusividad a la información y aprobación del presupuesto municipal 2017. Será a las doce del mediodía y en él desgranaremos los detalles que contiene. Con posterioridad, desde su publicación, se abrirá el período de alegaciones y se entenderá aprobado en un mes, resueltos todos los trámites.

En próximas fechas podremos dar detalles del proyecto EDUSI que engloba a Plasencia y todos los municipios que rodean a esta ciudad. Esta es una de esas oportunidades que mencioné para este año, si bien el desarrollo de las ayudas se extenderá más allá de esta legislatura. Cuando sepamos cantidades exactas, destino de los fondos y encaje de nuestras propuestas, que fueron muchas, os daremos cuenta aquí.

Por otro lado, hace unos días pudimos comprobar como se resquebrajaba uno de los tres poderes del estado, si bien los otros dos ya presentan grietas apreciables, el poder judicial y la politización que se hace del mismo han dejado en entredicho aquello de que "todos somos iguales ante la ley". Como dijo alguien, nuestro código penal está hecho para las personas que roban gallinas, malutilizan una tarjeta de crédito o sisan comida en el supermercado. La culpa la tenemos nosotros, que lo seguimos consintiendo.

Perdonen que insista...


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Deja tu comentario...