lunes, 22 de julio de 2013

Nadie al volante...

Llevo una semana pensando quién es más fiable, si un mentiroso o un delincuente. Como no me siento capacitado para distinguir entre ambas propuestas, creo que sería mejor que ambos cayeran al mismo saco por aquello que les une. Si nuestra manipulable justicia es capaz de encontrar pruebas que le den la razón a la inmensa mayoría de los pobladores de este país, quizá empecemos a recuperar un mínimo de confianza en aquel principio solemne que nuestra constitución declara como igualdad en derechos y obligaciones. Me temo que no será el último capítulo de este sangrante asunto. ¡Comparezca ya y trate de explicar lo inexplicable, hombre de Dios!

El gobierno central ha paralizado la reforma de la administración pública que nos afecta y mucho. Se lo está pensando, no por lo que nosotros digamos, sino porque sus mismos apoyos les están empezando a tirar de la orejas. De la misma manera se produce un nuevo varapalo a la energía renovable con afecciones irreversibles hacia comunidades autónomas como la nuestra, con superavit de sol y otros recursos primarios. Me huele a decisión forzada por los lobbits que manejan el cotarro de la producción, comercialización, transporte y facturación de energía eléctrica en España. No ganan lo suficiente y abrir el grifo a otras posibilidades es tirarse piedras a su propio tejado. ¡Si hombre, si! Son los mismos que nos suben la factura de la luz cuando les viene en gana. Ahora, para contribuir a diezmar las posibilidades, si ustedes instalan sistemas autónomos de producción de energía como fotovoltaica o eólica, que sepan que un nuevo impuesto les espera para gravar sus bolsillos. Demos gracias al señor ministro de industria, que todo lo puede.

Al hilo del escandalazo de marras que llena nuestros diarios (no olvidemos los famosos ERES que a algunos les van a salir muy caros) empiezo a entender el empecinamiento gubernamental en aprobar una reforma laboral que abarataba el despido como nunca antes se hizo. Grandes empresas donantes de fondos opacos a campañas electorales de cierto partido político fueron a preguntar en las navidades de 2011 aquello de "¿Qué hay de lo mío?" Mucho dinero a cambio de posibilitar el despido masivo. Y consiguieron lo que buscaban a cambio de unas decenas de miles de euros que no pasaron por la hacienda pública. Gracias señora ministra de Empleo por su inestimable ayuda.

De lo que se entera uno desde que internet existe, que las noticias vuelan como rayos, más rápido que la velocidad de la luz. Un pulso de tecla y te conviertes en historia. Por eso en muchas ocasiones nos sentimos tan superados por las circunstancias. Es complicado concentrarse en otra cosa que no sea la inmundicia que recorre nuestra vida. Y la sensación es de vacío extremo porque a cada instante se nos martillea el oído con nuevas y espeluznates noticias, descubrimientos que nos vuelven a dejar como al principio. No se vayan todavía, aún hay más. 

"Los corruptos son todos iguales", dixit M.A.M.S. 

Esta semana ha transcurrido entre labores previas a la puesta en marcha de las instalaciones de agua potable, limpieza y acondicionamiento de los nuevos depósitos, ajustes y preparación de la potabilizadora, arreglo de averías importantes junto a otras menores y como no, preparación de las actividades y calendario de fiestas y eventos que sucederán en la primera quincena de agosto. De todo ello se informará una vez se envíe la documentación a imprenta. Mañana se efectuará la apertura de ofertas presentadas por los particulares en el expediente de enajenación de masas comunes y por la tarde volveremos a tomar importantes decisiones en Junta de Gobierno.


Ánimo para quien haya venido a Valdeobispo para vernos, con vacaciones bajo el brazo y para los que seguiremos trabajando durante el mes de agosto, doble ración de optimismo.   

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Deja tu comentario...