jueves, 30 de mayo de 2013

Morir de éxito

En este momento de zozobra política es necesario manifestar que nuestros gobiernos provincial y autonómico están haciendo dejación de sus funciones. La Diputación rechaza una propuesta en forma de plan de empleo sin siquiera leerlo. La Junta de Extremadura engaña con el déficit y cambia el AVE por un tren diésel. 

Recuerdo el nombramiento del actual presidente de la FEMPEX, Alcalde de Plasencia, cuya organización lleva un año sin reunirse ni nombrar mesas de diálogo, estudio o aprobación. Deben defender los intereses de los municipios extremeños y es el foro que sirve para que los alcaldes sean escuchados con sus propuestas y problemas. En estos momentos y ante el revisionismo de la actual Junta de Extremadura en el grave caso de "Las dehesas boyales", no actúa, ni defiende, ni propone, ni reune a las decenas de afectados de todos los colores políticos. Su inacción ha llevado a plantear la posibilidad de que abandonemos esta organización que está siendo dejada morir por sus actuales dirigentes. Si a esto sumamos que la actual propuesta estatal de reforma de la administración local no ha sido revisada ni sustanciada tampoco, aún siendo sus borradores un claro ataque a los pueblos más pequeños, que esta organización debe ser quien participe de manera activa en tantas reformas como afecciones podamos sufrir las entidades locales dando voz a nuestras reivindicaciones, podemos decir alto y claro que no es que la FEMPEX no sirva de nada sino que son sus actuales cabezas visibles las que no trabajan por nosotros, que en su día les elegimos. Por ello considero adecuado solicitar la dimisión de la cúpula de este organismo que no trabaja para así facilitar la acción de un gobierno central al que no les importamos nada. No quiero olvidarme tampoco de lo vivido hasta hoy, dos años de legislatura de recortes en sanidad, educación, empleo, prestación o privatización de servicios y demás que han llevado al empobrecimiento del entorno rural.

Dejen que sean otros quien nos defiendan. Permitan que se nos oiga y colaboremos en la reforma de la administración que con tan poco criterio se está haciendo. Hagamos algo por protegernos ante el atropello manifiesto que estamos sufriendo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Deja tu comentario...