martes, 10 de febrero de 2015

Siete vidas

Aprovecho esta entrada para hacer un pequeño homenaje a l@s habituales, ocasionales, esporádicos, accidentales, interesados, curiosos, pacientes lectores de este modesto blog. Se cumplen siete años desde su creación y aunque sea solamente por la mágica cifra, estamos de aniversario. Quiero compartir con vosotros una reflexión nueva acerca de las razones que inclinan a una persona como yo, que me considero alguien normal al que puedes encontrarte en una calle de mi pueblo, para dedicar gran parte de su tiempo y esfuerzo en compartir vía internet gran parte de los sucesos que acontecen en nuestra vida pública, la mía y la de mis compañer@s de aventura política, referidos a nuestro municipio y su entorno, comarca, región o país.

Creo en la idea de que todos llevamos dentro un escritor o redactor en potencia, que en el ánimo de dar a conocer aspectos de nuestra vida, ese impulso nos lleva a veces a escribir en un papel para poder guardar, recordar y rememorar épocas pasadas cuando nuestro intelecto empiece a decaer. Considero importante el hecho que significa que vosotr@s, receptores de esta inquietud, dispongáis de la información suficiente y necesaria para poner en valor lo relatado, los hechos, las palabras. los pensamientos y las preocupaciones. Como bien me decía un amigo hace pocos días, escribo para ser leído, relato para ser seguido. Confieso que a menudo echo un vistazo a la estadística, la que desde dentro permite saber el origen, el número, el navegador, la hora y demás datos de seguimiento sobre las veces que l@s usuari@s rinden visita. Esa es la única razón que me mueve a seguir aquí, sumado a que el camino continúa y hay que seguir trabajando por mejorar Valdeobispo.

Sin embargo, saber lo que hacemos, contado con la más absoluta transparencia, no significa conocer con profundidad a las personas. Si hay que juzgar nuestra trayectoria, que sea por nuestros hechos. 

En recuerdo una frase de una profesora de 4º de EGB:

"Para amar u odiar una persona o cosa, es necesario conocerla"

En una tarde me lo hizo escribir trescientas veces y le doy las gracias por aquel castigo.

Por eso, este instante es para daros las gracias a tod@s, ciudadan@s de un mundo global que alguna vez en vuestra vida pasasteis por aquí, con independencia de los motivos que os movieron a leer lo que desde la humildad hacemos.

Seguiré contando cosas que os interesen de verdad.

"Buenos días a la buena gente"

El autor de este blog.


Nota: sigo pensando lo mismo, la información es poder.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Deja tu comentario...