jueves, 23 de junio de 2016

Elijamos

Queda un suspiro para las nuevas elecciones, repetición de las últimas celebradas. Si escribo sobre mi intención de voto, en este momento perdería interés lo que aquí diga. Que yo apoye a mi partido, con el que no siempre estoy de acuerdo, es una muestra de que creo en sus postulados y en las personas que nos representan o lo representamos. Me gustaría equivocarme en mi encuesta personal de resultados finales pero como es fácil vaticinar, sin tener responsabilidades máximas, aquí va mi teoría.

Los resultados no van a variar en exceso, salvo si el PSOE es o no es segunda fuerza en votos y representación. La cuestión más importante no son los resultados sino qué harán los líderes políticos con nuestro voto y como no voy a recomendar nada a nadie excepto a quien me representa, más claro no te lo puedo decir, Pedro Sánchez. 

A-Si obtenemos unos resultados que nos permitan intentar formar gobierno, deberás volver a dejarte la cara por conseguirlo. Diálogo, consenso y acuerdos ya que no hay otra forma. Ser presidente en las actuales circunstancias va a resultar muy caro.

B-En el hipotético caso de que no tengamos unos resultados que avalen la posibilidad de liderar una apuesta para formar un gobierno de mayoría suficiente, nuestra responsabilidad con España es sentarnos donde los ciudadanos españoles nos señalen. Si es la oposición, ahí debemos estar. Eso trae consigo varias apreciaciones;

1ª Nunca deberemos apoyar un gobierno ni por activa ni por pasiva que esté dirigido por los actuales en funciones, podridos de corrupción y responsables de la situación actual. Marquemos la enorme distancia que nos separa porque los que apelan al sentido de estado suelen ser estómagos agradecidos.

2ª Habida cuenta del odio y desprecio que inspiramos en el partido comunista (sí, no me he equivocado al escribirlo) que ya viene de antaño y no me sorprende en absoluto, debemos actuar con ellos de la misma forma que se comportaron hace unos meses, es decir, aunque nos quiera poder la responsabilidad, abstenernos de apoyarlos. No veo razones para ir con ellos de la mano si no queremos suicidarnos y caer al abismo. Que conste que no me inspira un espíritu de venganza si no la misma distancia o más que nos separa del partido de gobierno en funciones y que también habría que marcar.

3ª Como ambas apreciaciones son excluyentes, el escenario serán unas terceras elecciones o que se apoyen entre ellos. Los polos opuestos y extremos, se atraen. Ya lo hicieron en Extremadura, lo hicieron en el pasado con la famosa pinza, lo siguen haciendo en muchos municipios donde gobierna la derecha con el apoyo de estas personas y podrían volver a hacerlo, esto es política. 

Como creo que está meridianamente claro cual es mi sentir y no me gustaría acertar, en base a lo que dicen por escrito los programas electorales de todas las formaciones que se presentan, las realidades de este país, la historia reciente y la experiencia, unida a las vivencias personales después de nueve años como alcalde de este bonito pueblo, trece años en total al servicio de la representación pública, os pido vuestro apoyo para estas elecciones generales por una sola razón.

El único cambio posible, sereno y sensato es votar al PSOE.

Y si deciden optar por otras formaciones, cosa que respeto al máximo, que sepan que el lunes volverá a salir el sol y seguiremos luchando por salir adelante, aunque estemos en el mismísimo infierno.

Nota: no deseo contemplar más escenarios políticos que salgan de este domingo, que los hay aunque no me convencen.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Deja tu comentario...