martes, 21 de febrero de 2012

De quintos y carnavales


Recuerdo que hace veinte años fuimos nosotros los que paseábamos al burro por las calles del pueblo en estas fechas. A pesar del paso del tiempo, sigo reviviendo aquellos días felices al ver a los actuales protagonistas. Junto al carnaval y sus actividades, hacen de esta semana un tiempo en el que a nuestros vecinos se les olvida un poco la crisis que estamos viviendo. Todo sigue parado en el horizonte. Fruto de ello son las decisiones que vamos a tomar en cuanto a la ayuda a domicilio y la guardería. Seguimos esperando que las ayudas públicas se convoquen y mientras esto se hace realidad, desesperamos al ver a los usuarios sin atender. Menos aparentar, sueldos de políticos holgazanes, gastos inútiles y más gasto social, servicios esenciales y atención al ciudadano. También seguimos esperando la decisión definitiva sobre la termosolar que ya se dilata demasiado. Se está convirtiendo en un estado de intranquilidad permanente el no saber qué responder a quien pregunta o al que necesita ayuda de verdad. Los desempleados de larga duración necesitan soluciones a corto y medio plazo y sin embargo, los responsables de impulsar las medidas correctoras siguen deshojando la margarita.

Pero el reloj sigue contando y la gente tiene que comer.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Deja tu comentario...