lunes, 6 de febrero de 2012

Resaca socialista

Pasó el fin de semana. Terminó el cónclave arrojando datos para la reflexión. Lo considerado más importante, elección de nuevo secretario general, sigue como estaba. Felicitaciones para Rubalcaba y Chacón por lo acontecido. Las sensaciones que transmite de puertas afuera y como ya manifesté en el anterior post, por lo de lo malo conocido, es que seguimos igual que antes aunque eso ya estaba cantado. Consideré entonces que lo más importante no era "quién" sino "qué", "cómo" y "de qué manera". Hasta me sorprende que se haya apostado por el modelo de primarias a la francesa viendo como la enmienda más esperada, sistema de elecciones internas de cargos, apoyada por la inmensa mayoría de las federaciones regionales, decaía siendo votada por poco más de 400 delegados de los 956 con derecho a voto. Podemos seguir así más tiempo si queremos pero ha quedado demostrado que la representatividad por delegados es un ultraje a la militancia, dicho con toda la acidez que os imaginéis. Nadie puede portar tu voz si luego puede opinar contra tus intereses o simplemente no opinar por incomparecencia. Las cuestiones más importantes quedan relegadas a la siguiente conferencia política a celebrarse cuando la marea vuelva a bajar.

Pues nada, quizá mi ombligo me de más soluciones...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Deja tu comentario...