jueves, 24 de enero de 2013

Para olvidar...

En su día creímos que estaba todo inventado y a pesar de que esta mañana hubiese sido mejor hablar de empleo y trabajo, el cuerpo me pide ejemplarización política teniendo en cuenta que a través de la prensa hemos conocido que el ya ex director de la fundación IDEAS que está vinculada al PSOE, Carlos Mulas, ha estado engañando a la "dirección" en el desempeño de sus funciones y en la edición y publicación de artículos a través de este organismo por los que percibía la nada desdeñable suma de tres mil euros por pieza, mucho más que cualquier renombrado escritor@ por ser columnista en cualquier diario. Durante más de dos años, estas actividades generaron para el ínclito sujeto un sobresueldo que supera los cincuenta mil euros, pagados con dinero público. Utilizaba un sobrenombre para firmar (Amy Martin) y él mismo se lo guisaba y se lo comía. ¡¡¡Menudo artista de lo cutre!!! Me produce sonrojo, indignación, vergüenza ajena y asco que un hecho semejante sea posible y por el criterio de la más alta responsabilidad y atendiendo a la extrema gravedad de los hechos, falta de control, remuneración desmesurada y otras cosas que es mejor que me calle, solicito desde aquí el cese inmediato de quien dirige esta fundación como vicepresidente, Jesús Caldera. Tamaña afrenta solo puede depurarse cortando cabezas, restituyendo lo robado y pidiendo perdón porque no existe otra manera más justa de actuar. 

http://www.publico.es/449428/el-psoe-da-un-escarmiento-y-echa-al-director-de-la-fundacion-ideas-que-cobro-por-una-falsa-articulista

Cuando pasan estas cosas es muy complicado seguir trabajando sin que la gente nos mire mal y generalice.

Por otro lado, hemos dado comienzo a los trabajos de la segunda parte del proyecto de Aepsa destinado al apartado agrícola a pesar de la lluvia y el mal tiempo. La gente necesita trabajo y lo necesita ya. Y al contrario de lo que opina Durán i Lleida, nosotros no nos dedicamos a tomar café en los bares.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Deja tu comentario...